El Presidente volvió a cuestionar la «violencia institucional» en Formosa y anuncio que habló del tema con Gildo Insfrán, quien estuvo este lunes en Casa Rosada.

El presidente Alberto Fernández sostuvo en las últimas horas que los argumentos del gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, para regresar a la fase 1 del confinamiento tienen «asidero» y aseguró que en el distrito está el riesgo de los contagios por medio de «la frontera seca con Paraguay».

El Jefe de Estado volvió a cuestionar la «violencia institucional» de parte de la policía formoseña en las manifestaciones del pasado viernes, y mostró que habló del tema con Insfrán este lunes en Casa Rosada y que el gobernador coincidió «con su mirada» de rechazo a los hechos.

En tanto, Fernández cuestionó que «Formosa es siempre objeto de cuestionamientos de parte de un área» de la oposición, al que señaló por llevar a cabo un uso político de la circunstancia.

Subrayó, además, que «hay que comprender cómo trabaja Paraguay» y sus profundos lazos con Formosa, y aseguró que «los datos son para preocuparse».

«Si uno escucha todos estos argumentos, lo que el gobernador dice tiene algún asidero, pero el procedimiento no es la represión violenta», manifestó Fernández en afirmaciones al canal C5N, y dijo que Insfrán le sostuvo que «los manifestantes fueron especialmente violentos e intentaron entrar a la Casa de Gobierno».

Y agregó: «El gobernador sabe que debe alcanzar en el tiempo la Etapa 1, y va a existir que ver qué auxilio le ofrecemos a los comerciantes»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: